Acceder



domingo, 25 de octubre de 2009

No somos más que el sueño de un dios dormido






2 comentarios:

18F dijo...

Esta frase encierra un gran misterio... y una gran verdad... somos parte de un algo tan grande que escapa a nuestro entendimiento, pero en lo mas profundo de nuestro ser, en lo más simple y diminuto somos energía como todo lo que nos rodea... y esa energía...quién o qué la alimenta? Buena frase

El Filóloco dijo...

Gracias, 18F :-)