Acceder



domingo, 24 de mayo de 2009

Dios es el que Es; yo soy el que nunca será*




(*) (Ex 3,13-14).





No hay comentarios: